Beneficios de la equinoterapia

Las actividades donde se establece relación con un animal proporcionan un gran número de beneficios, entre los cuales:

  • Empatía: las investigaciones demuestran que los niños que viven en hogares donde hay un animal de compañía son más empáticos que los niños que viven en casas sin mascota.
  • Interés exterior: los animales pueden ayudar a las personas con una enfermedad mental o una autoestima baja a dejar de estar centrados en sí mismos y abrirse a su entorno. En lugar de pensar y hablar sobre sí mismos y sus problemas, miran y hablan sobre los animales.
  • Aceptación: los animales tienen la virtud de aceptar a las personas sin calificarlas, prejuzgar las ni etiquetarlas.
  • Socialización: la presencia de una animal propicia conversaciones entre las personas que lo rodean.
  • Contacto físico: el contacto físico tiene una relación muy estrecha con la salud. Aunque entre personas a veces el contacto físico puede resultar incómodo, este mismo con un animal suele ser muy agradable.

fb_img_1477213136821

  • Estimulación mental: el aumento de la comunicación con otras personas hace que se estimule la memoria, el habla, la sonrisa, etc.
  • Relajación: disminución de los niveles de agresividad y control de impulsos. Un estudio realizado con perros, descubrió que sólo con el hecho de acariciarlos durante 10 minutos la presión sanguínea, tanto de la persona como del animal, bajaba.
  • Concentración: una serie de estudios han demostrado que los animales capturan y mantienen la atención de los niños dirigiéndola a un punto concreto. Con su atención movilizada y la agitación y agresión disminuidas, se crea un mejor espacio de aprendizaje.
  • Desarrollo de la afectividad: los niños que ayudan a criar animales entienden mejor el lenguaje no verbal y los motivos y sentimientos de los demás. Los niños que tienen un vínculo con animales de compañía tienen mayor empatía, autoestima y autoconcepto que aquellos que no tienen relación.